Por una Venezuela bella, como las mises

Como mujer coqueta que soy, creo que hay que estar impecable, y quien conoce Venezuela sabe que hace falta mucho aseo. Nuestras calles representan lo que somos. El lugar donde vivimos es el escenario de nuestras vidas.

Hacen falta boulevares, parques… rescatar el zoológico de Caricuao, el Parque del Oeste, y tanto más. La Casona debería ser un centro de arte y recreación como lo es La Estancia. Abrir las puertas del Fuerte Tiuna para que los niños jueguen en sus jardines….

Nuestro país tiene muchas bellezas pero están descuidadas, como el lago de Maracaibo contaminado a más no poder!!

Necesitamos aceras donde no las hay y calles alumbradas, que la gente que vive con alguna discapacidad pueda manejarse libremente, hay que hacer rampas, semáforos con sonido… 

Yo relanzaría el trabajo de Alicia Pietri: “Un cariño para tu ciudad”, que reparaba espacios públicos junto a la empresa privada

Hagamos concursos (a lo Miss Venezuela) para evaluar las propuestas de mejora de Venezuela, y cumplamos los sueños de los ganadores.

Necesitamos más museos, bibliotecas, parques para que la gente se sienta y lea. Empecemos por arreglar los que ya existen como el Museo de los Niños. Y promocionemos la cultura, porque en Venezuela hay museos que mucha gente ni conoce, como el Arturo Michelena de La Pastora.: http://www.fmn.gob.ve/fmn_mam.htm.

Sígueme hasta Miraflores y más allá: @mujerquemanda (Twitter e Instagram)

Facebook: mujerquemanda@gmail.com

Soy Altagracia Camacho, y mandaré mejor que cualquier macho.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Por un país educado y con principios

Para ser competitivos internacionalmente, como son las missses, tenemos que educarnos.

Como mujer de teatro que soy, creo que la cultura debe ser la clave de cualquier gobierno que se digne de llamarse Gobierno.

Hice unas llamaditas a mis amigas educadoras que me ayudaron con ideas. Ya las cuento, para que sepan que alternativas siempre hay:

Hay que incentivar la lectura mediante cuenta cuentos, préstamo de libros en las plazas y parques, producir mejor material, traducir lo actualizado…

Necesitamos un modelo educativo creativo. Fomentar valores que nos alienten. Los valores demuestran lo que somos. Los maestros y profesores deben ser inspiradores. Debemos aprender de visionarios como José Antonio Abreu, fundador del Sistema Nacional de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela.

Necesitamos una educación que desarrolle nuestra inteligencia emocional y nuestra creatividad para solucionar los problemas que se avecinen. Hasta ahora hemos atendido más que todo lo racional, el saldo es nuestra crisis mundial actual, pero, nunca es tarde para comenzar.

No es posible que muchos se tengan que ir a Caracas para estudiar en la Universidad. Hay que desentralizar, la capital hace años que está colapsada. El desarrollo de Venezuela debe ser uniforme.

Necesitamos estudios a la medida: los niños desarrollan sus habilidades de manera sana cuando reciben una educación de acuerdo a sus formas de ser. Hay que ofrecer orientación para escoger las profesiones. A la vez comprendo que no todo el mundo nació para graduarse de licenciado, y esto lo digo aunque yo tenga dos hijos que quiero que terminen la universidad (como no lo hice yo). El Gobierno también debe enseñar variadas competencias como la plomería (siempre hace falta que alguien le destape a uno la cañería).

Con respecto a las matrículas de las instituciones públicas y privadas, se podría establecer un pago proporcional según los recursos monetarios de las familias de los estudiantes.

Hay más, pero con esto ya es bastante para comenzar.

Agradezco cualquier colaboración que quieran hacer.

Estoy en Facebook causando sensación con mi Fanpage de la mujer maravilla:

http://www.facebook.com/Lamujerquemanda

(También me puedes agregar como tu amiga si quieres)

Nos vemos en Twitter y en Instagram: @mujerquemanda.

Este es mi mail: mujerquemanda@gmail.com

Cuento con tu voto. Soy Altagracia Camacho, y mandaré mejor que cualquier macho ;)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Quién es Altagracia Camacho?

Corazones, me escriben a diario pidiendo que cuente de mí. Tengan paciencia, que cuando protagonice mi novela y cuando me inscriba como candidata se cansarán de verme en la TV!!! Mientras, seguiré develándome (y desvelándome) con mis epístolas cibernéticas.

Pero como me siento en deuda (ya creo que me debo a mi gente), les resumo mi vida, para que me conozcan un poquito más, si eso quieren.

Nací en Altagracia de Orituco, el 21 de marzo de 19?? (soy ariana, mosca con eso, que soy guerrera y guerrillera).

Siempre tuve aspiraciones presidenciales porque cuando la maestra pasaba la lista en mi escuela y decía: “Altagracia Camacho”, yo contestaba: “¡PRESIDENTE!”.

Cuando cumplí 13 años, mi tío me regaló un montón de libros de Mafalda pensando que eran caricaturas inocentes. ¡Él no supo lo que hizo! leyéndola se me metió la idea de ser una justiciera social!!!

A los 16 años, a duras penas, obtuve mi título de bachiller. Yo era de andar con amiguitos, cuando no tenía que ayudar a mi mamá en la bodega, por allí escondida por atrás del río (“ay esos amores de amigos, a lo Viviana Gibelli).

Luego, resulté elegida Reina de los Carnavales de Altagracia de Orituco, y les confieso: me gustó!!! Aún conservo la banda, y estoy segura de que la próxima vez que me ponga una banda, será la presidencial ;)

Para celebrar bailamos joropo hasta el amanecer, porque: soy una joropera que zapatea como nadie, bien zapateao, bien zapateao.

A los 18 años junté todo mi valor (y mis churupos) y partí a Caracas. A mi mamá le pareció una locura pero me dio un abrazo y me deseó suerte. Me fui a hacer lo que ella siempre hubiera querido hacerlo que yo sabía que tenía que hacer, nada más y nada menos que perseguir mi sueñoser actriz.

Por eso, creo que quien decida moverse para cumplir sus sueños, mínimo merece un aplauso, por dentro y por fuera también.

Estudié actuación. Pero no vayan a creer que de la actuación se puede vivir así por así. No mis amores, ¡ojalá! Para mantenerme, vendí trajebaños, tupperwares, joyas, y más…

Me acuerdo mis primeras clases, yo recién llegadita de Altagracia Orituco. Iba súper cansada porque me pasaba todo el día vendiendo de oficina en oficina. Al terminar, a mis compañeros les encantaba irse al Rajatabla, siempre decían: “Vamos pal Rajatabla”…

y allí pasaban hoooras bebiendo, fumando y hablando, de los actores, de los directores, de los amores de este con este y de aquella con la otra. ¡Ay mi Dios del cielo!… ¡después dicen que el mundo se echó a perder es ahora! al principio era chévere, pero después… ya era como que mucho, con demasiado, con bastante.

Un día saliendo del curso, volvieron con lo de “Vamos pal Rajatabla”, y les dije: ¿pero es que ustedes no se cansan de rajá esa tabla?

Estuve en varias telenovelas, casi siempre haciendo el papel de señora de servicio. Con todo y eso, les digo que una de las cosas más emocionantes de mi vida fue cuando aparecí por primera vez en la televisión. Se enteró toda Altagracia, Camatagua, El Sombrero, San Juan y hasta en Cúa se la pasaban hablando de mí y esperando que se hicieran las 9 de la noche para verme aunque sea un saltito en la televisión.

Cuando cumplí 33 años me entró como una desesperación por no haberme casado; no vayan a pensar que era recatadita, para nada, yo estaba probando…

Mi amiga Yajaiza, actriz y vendedora también, me dijo: “Mija, cuando se prueban mucho una prenda, es casi imposible venderla, o si se vende es como trapo usao, a precio de gallina flaca”. Y por eso en mi cumpleaños me llevó (de regalito) a su amigo Coronel. Y a las pocas semanas estaba esperando un hijo de él.

nos casamos y tuvimos dos hijos. Simón y Coromoto, que es Coqueta como su madre.

Pronto llegó la decepción. El que era mi esposo empezó a pedirme que no fuera a castings. Cada vez me celaba más. Me exigió que cambiara mi forma de vestir. No quería ni que aprendiera a manejar. Y quería que me la pasara en puros desfiles militares, y a mí los únicos desfiles que me gustan son los de moda.

¿Cómo me vine a enganchar yo con un militar?, me repetí una y mil veces ¿Cómo se me olvidó que ellos creen que lo pueden controlar todo?

Y yo pensando en ir a casa del Hermano Cocó para que me despojara…

Cuando me quise sacudir, mi ex comenzó a levantar la mano, y a amenazarme con que me iba a escarmentar.

Yo pensaba que perro que ladra no muerde, pero eso es mentira. Una noche que llegué tarde del estreno de una obra, me dio una zaparapán de palo.

Luego me compró un montón de ropa pa que lo perdonara. Hizo lo mismo con nuestros hijos: les daba sus trancazos, y luego les combraba juguetes, como si eso borrara lo malo.

Cuando le conté a mi mamá, me dijo que lo dejara, pero yo de porfiada no le hice caso. Al poco tiempo, me di cuenta de que ella tenía razón.

Una noche recibí la visita de un amigo guionista, nos bebimos unos vinos y nos quedamos dormidos en mi hamaca que tenía la bandera de Venezuela hasta que me la cambiaron.

Esa madrugada, llegó el que era mi esposo y nos cayó a palos ¡a los dos!

Así salí de esa casa para no volver. Me fui con mis muchachos a Altagracia de Orituco y me separé de él. Por eso digo: si yo pude liberarme, Venezuela también puede.

Pues, cambió mi historia. Comencé a salir con el dramaturgo. Aprendí a manejar y estoy actuando cada vez más y mejor.

Mi novio quiere que nos casemos, pero yo lo prefiero de novio, no vaya a ser que se me eche a perder como me pasó con el otro. Y hace poco me hizo una propuesta que me cayó como una Alta Gracia del mismísimo cielo: me preguntó si quería protagonizar La Mujer que Manda, la telenovela estelar que él estaba escribiendo.

Nunca he protagonizado nada, pero créanme, una voz muy fuerte me dijo que me llegó la hora de protagonizar la transformación de Venezuela. Es que “La Mujer que Manda” se trata de una actriz que decide lanzarse a la presidencia, y yo haré lo mismo que ella.

Esto me produce de todo: escalofríos y dolores.

Y se me ocurrió que voy a hacer un monólogo como parte de la promoción de la telenovela… y de mi campaña presidencial!!!

Así estará Venezuela que yo estoy segurísima de que gobernaría mucho mejor que lo que hay.

¡Ya estoy comenzando a visualizar ese mega casting electoral!

En fin, #YoSoyAsí: soy Altagracia Camacho, bebo cuanto se me atraviesa, bailo joropo, canto bolero, y reguetoneo bien perreao.

Sé que puedo guardar un secreto de estado porque fui a mucho casting estando en estado y nadie se enteró. Me puedo transformar en lo que tú ni te imaginas.

Y aunque reconozco que ha corrrido mucha agua, creo que aún tendremos de dónde agarrarnos.

Tengo página en Facebook: http://www.facebook.com/Lamujerquemanda. Súmame como tu amiga: mujerquemanda@gmail.com

Sígueme en Twitter hasta Miraflores y más allá: @mujerquemanda

Soy Altagracia Camacho y mandaré mejor que cualquier macho.

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Por un país más seguro Por Todos y Para Todos

Con este tema NO PUEDO usar mi tono bromista habitual. Hablaré de algo demasiado serio, y es imposible reírse de lo que está pasando, aunque lamentablemente algunos lo hagan:

Las Risas de Andrés Izarra:

El problema de inseguridad que se vive en Venezuela refleja nuestros conflictos sociales. Y si nos basamos en que la seguridad es clave en la calidad de vida. Los gobernantes deberían tratar a los ciudadanos como un representante responsable trata a SU FAMILIA. Y NO puede descartar algunos porque a él no le gustan.

Algunos hijos a veces se descarrilan, pero no por ello debemos excluirlos. A esas ovejas negras (aunque eso me suena racista, hablo así para que me entiendan), hay que darles la atención que están clamando.

La prioridad del gobierno debe ser mejorar la seguridad. Sentirse seguro es una necesidad fundamental. Nos estamos acostumbrando a encerrarnos nosotros, cuando los que deberían estar presos (y recuperándose) son los criminales.

Para atacar la inseguridad hay que apoyarse en las escuelas que deben enseñar (con práctica) cuáles son los valores esenciales, y rechazar la agresión en todas sus variables.

El gobierno debe dar el ejemplo. El ejemplo empieza por casa.

Lina Ron fuera de sí:

A un problema comunitario: una solución comunitaria, por eso nuestro lema es: Por Todos y Para Todos.

Se ha demostrado que la criminalidad disminuye cuando la comunidad apoya.

Los policías deben establecer una relación cercana con los jóvenes, padres, trabajadores, empresarios… para entender cuáles son las semillas del crimen. ¿Qué motiva al mala conducta?, ¿qué necesita realmente? El policía debe ser como un hermano mayor que quiere cuidar a su familia. Construir cooperación no se hace con amenazas.

Quienes trabajan para darnos seguridad deben tener fuertes valores morales, para establecer normas en la comunidad. El criterio principal para seleccionar policías debe ser su integridad. Así valorar más su carácter que sus condiciones físicas. Ellos deben tener buenos sueldos y beneficios. No es posible que un trabajador del Tribunal Supremo de Justicia o del CNE gane cifras increíbles, y que un policía gane tan mal. Esto ayudaría a evitar el déficit de policías que hay.

Mejorar nuestro sistema de justicia y penitenciario

Debemos humanizar nuestro sistema penitenciario. No es posible que las cárceles sean centros de perdición y no de rescate.

Se han de construir centros de rehabilitación (así deberían llamarse) porque en hacinamiento y con violencia nuestros presidiarios reciben una condena por el resto de sus vidas. El objetivo debe ser rescatarlos. En esto se debe integrar a la sociedad civil, por ejemplo con voluntarios que trabajen en las cárceles.

Los presos deben trabajar (motivarse mutuamente) y aprender (oficios, teorías). Hay que erradicar las mafias que operan en las cárceles (algunas apoyadas por la Guardia Nacional) que imposibilitan la rehabilitación.

En nuestro sistema judicial tenemos que hacer un trabajo intenso para sanarlo de tanta corrupción y politización.

Espacios públicos seguros

Hay que iluminar las calles, construir aceras, y ciclovías que ayuden a que la gente se mantenga sana, contaminar menos y disminuir el tráfico… 

Necesitamos parques para divertirnos sanamente y al aire libre aprovechando este clima aventurado que tenemos.

Nuestras ciudades no pueden seguir siendo zona roja. Hay que quitarse de la cabeza ese pensamiento de que nuestra evolución es para cuando la rana eche pelos, y ponernos a trabajar para ver los resultados.

Traigamos luz y dejemos atrás este régimen oscurantista. Ya basta de entar en un toque de queda tácito luego de las 10 de la noche.

La calle es de todos para todos.

Yo también he padecido por la inseguridad. Una tarde llegué del supermercado y encontré que mi casa la habían mudado y que mis dos muchachos habían sido secuestrados. Me me sentí como una loba herida, eso no se lo deseo a nadie.

Gracias a Dios mis muchachos hoy están bien, pero lejos de mí porque el papá decidió llevárselos con él a Buenos Aires, y yo consideré que si iban a estar más seguros era lo mejor. Pero, ya basta, nuestra dignidad está demasiado trastocada.

Para cerrar, les dejo este video que me enviaron. Clamemos por la Paz.

Agradezco cualquier idea que tengan para solucionar esto.

Estoy en Facebook:

http://www.facebook.com/Lamujerquemanda

(También me puedes agregar como tu amiga si quieres: mujerquemanda@gmail.com)

En Twitter y en Instagram: @mujerquemanda

Soy Altagracia Camacho, y mandaré mejor que cualquier macho.

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

Más respeto a nuestra madre

Con las tragedias naturales de derrames petroleros en Venezuela (recordemos Amuay, Monagas.. el estado del Lago de Maracaibo y tanto más)… me siento sumamente conmovida.

Hacen falta programas para que cuidemos a la madre naturaleza.

Hay una inmensa falta de Gratitud hacia las plantas, hacia el agua, a la Naturaleza toda.
Nos urge consumir menos, reciclar, movernos en bicicleta (yo quiero ir al palacio de gobierno en bicicleta)

Ser lo más verde posible.

Reducir el consumo de productos y energía. Preguntémonos siempre ¿es de verdad necesario?

Reutilizar todo.

Hacer que los productos sean biodegradables.

Hay que enseñar y sensibilizar… ofrecer talleres y obras de teatro en parques y plazas para generar consciencia del medio ambiente (de manera entretenida).

Hay iniciativas fabulosas como la “Orquesta Basura” que usa instrumentos musicales hechos de desechos. http://www.orquestabasura.com


Eloísa Cartonera que fabrica libros con tapas de cartón: http://es.wikipedia.org/wiki/Eloísa_Cartonera

Reciclarte: http://www.reciclarte.com/ “Nada se crea. Sólo se transforma” persigue enseñarnos a todo a reciclar todo, incluso las ideas.

Ojalá en el futuro muchos tengamos nuestra huerta y pensemos verde.

A sembrar se ha dicho mi gente: nuestras flores, nuestros frutos. 

A sembrar consciencia, porque si tenemos consciencia no descuidamos a la madre que nos dio y nos da la vida entera.

@mujerquemanda

http://www.facebook.com/Lamujerquemanda

Hasta el más allá que de acá.

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

Yo soy esa Mujer

“La Mujer Venezolana”, de la que tanto se habla gracias al Miss Venezuela y a las telenovelas, es el fenómeno del que quiero escribir hoy; y lo haré brevemente, tratando de no usar tanto maquillaje ni tanto drama.

Se dice que somos imponentes, que si no somos bellas aunque sea hacemos el intento.

Y tan mentira no es porque para muchas de nosotras ser “Ante todo bella” es el primer mandamiento, por eso, hasta para ir al mercado nos arreglamos mucho. ¿Y el segundo mandamiento?: “Antes muerta que sencilla”.

Una vez en Buenos Aires, por el maquillaje que llevábamos y tal, me dijeron que mis amigas y yo parecíamos transformistas!!! tú has visto!!!??

Pero, ¿por qué tanto de eso? No puedo hablar por todas mis amigas, pero sí por mí: Yo como actriz a veces creo que soy todopoderosa y otras (no pocas) me siento ignorada.

Es que creemos que somos bravas porque lo podemos hacer todo; cuando es que nos vemos obligadas a hacer todo, porque, si no, NO SE HACE NADA.

Mamita, pues lo que llaman “la profecía autocumplida”: que si el hombre nos deja, se va a olvidar de los muchachos, y eso es justo lo que termina pasando.

Nosotras promovemos el machismo… como bomberas que se pisan la manguera.
Les voy a dar algunos ejemplos.
1) ¿Han escuchado una tía preguntándole a un sobrino: “Y las potras cómo están”?, ¿las cabalgueas bien? (ya el sólo hecho de decir las novias -en plural- lo dice todo).
2) La niña es la única que lava los platos y la ropa, que plancha… jamás el varón: “Mi niña, ese es el entrenamiento que usted necesita”.
3) Nos gusta, y que como herramienta de seducción, jugar el papel de la colegiala, de niña de servicio, de vedette…

Y muchas veces esto nos limita a que se nos considere como un mero cuerpo…

Pero tengo esperanzas de que la gran lección ya la estamos aprendiendo. Como dijo Michelle Bachelet: “El momento de las mujeres es ahora. No volveremos a la cocina”
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/momento/mujeres/ahora/volveremos/cocina/elpepisoc/20110308elpepisoc_2/Tes
En fin, creo en la Mujer Venezolana, que es madre, hija, amiga, es de fuego, aire, tierra, agua, ES DE ORO porque es un ser que ama y mucho. Esa es la gran lección que tenemos para DAR las mujeres venezolanas y de cualquier parte del mundo: Dar y recibir amor, porque no hay nada en la vida más valioso que el amor.


Les comparto este regalo que me dieron y que tanto me gustó, así como me encanta él!

Sé que hay mucha más tela que cortar y trapitos que tejer, pero para eso, muchas mujeres y hombres, todos expertos en corte costura, le meteremos los pechos a eso.

Sígueme en Facebook: http://www.facebook.com/Lamujerquemanda y en Twitter: @mujerquemanda

Hasta el más allá que de acá.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Diáologo entre clases: inmensa brecha entre ricos y pobres #SOSVenezuela

Imagen Imagen

Cuando llegas a hacer lo que sea (incluso matar) por un teléfono celular o por robar un auto, demuestras que lo material te trae loco, que desconoces el valor de lo más puro.

Esa es una reacción de alguna manera parecida a aquellos que teniendo mucha riqueza material sienten que no tienen suficiente y actúan sin escrúpulos mediante pactos inhumanos, como lo hacen muchos banqueros y políticos.

Ninguno de estos personajes entienden que sólo estaremos mejor si TODOS mejoramos cada día.

El camino por el que yo apuesto no conduce ni a la derecha ni a la izquierda (los extremos no son buenos), lleva al centro, a la equidad, a la vereda del medio.

Nadie quiere ser pobre ni vivir rodeado de pobreza. Todos queremos ser ricos, y todos podemos serlo de alguna forma.

Podemos aprender a cooperarnos mutuamente. Organizarnos, inventar alternativas. Dejar atrás los comunismos obsoletos que han demostrado decenas de veces que no funcionan, y también los capitalismos agresivos que desprecian a los carenciados.

#SíSePuede !!!

Sígueme en Twitter: @mujerquemanda

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario